La Artesanía Africana

El arte africano es aquel desarrollado por las distintas etnias del África negra, o lo que es denominado como las regiones o país de este continente que tienen acceso al mar Mediterráneo. Estos reciben el nombre África negra debido a que el 85% de la población son personas de piel oscura, mayormente ubicados al Sur del Desierto del Sahara.

El África negra es una tierra de la zona oriental muy rica en bienes minerales como: Oro, cobalto, cromo, petróleo, diamantes, estaño, cobre y uranio. Este continente fue cuna de las primeras civilizaciones del planeta y rica en tanta historia y cultura. Aunque lastimosamente sea uno de los más marginados  debido a su neo colonización y sus costumbres que aún están muy primitivas.

Inspiración del Arte Africano

Sus esculturas mayormente son realizas en madera, bronce y terracota, vienen desde vasijas, joyerías reales  e inmuebles del hogar, pasando por distintos tipos de tela tejidas y pintadas, bastones de mando, una gran gama de máscaras en las que predomina la masculinidad. Estas obras artísticas están asociadas en su mayoría a las creencias religiosas de los pueblos africanos en la que predomina la doctrina Yoruba.

La muerte, la femineidad, el amor y la maternidad también forman parte de las expresiones plásticas y escénicas de este continente. Ellos en su arte, expresan actividades diarias de la sociedad. Las culturas étnicas consideraban que las figuras que se tallan en madera son almas protectoras y pensaban que estos eran los antepasados difuntos de una familia o los santos de la religión Yoruba, las divinidades que ellos admiran.

Artesanía Africana en el Occidente

El arte de este continente no fue conocido para la población mundial hasta el siglo XX, cuando el vanguardismo y los museos dieron a conocer muchas de sus costumbres con fines comerciales y artísticos. Entre sus pueblos hay semejanzas y diferencias, pero todos comparten la estética de realizar figuras humanas remarcando las formas físicas que definen los sexos, cabezas o cráneos de gran tamaño con muchos detalles y piernas pequeñas que carecen de prolijidad.

Era de bronce de Benín

En el reino de Benín lo que se conoce actualmente como Nigeria, a mediados  del siglo XIV y XIX, era muy frecuente la realización de esculturas de marfil, hierro, terracota, bronce y madera. En estas estatuillas se realizaban en honor a los monarcas, las actividades sociales y las divinidades en las cuales creen los pobladores.

La forma de arte más sobresaliente son las máscaras, ya que para estos denota una gran importancia en rituales y su cultura. Ellos creen que al colocárselas, no son ellos mismos y pueden desarrollar el papel que deseen sin conflictos. Contienen un gran significado en las celebraciones como la pubertad de los adolescentes y en sus creencias religiosas al considerar que estas contienen espíritus protectores y algunas veces malévolos.

A pesar de tener diversas influencias europeas debido a la colonización de África, estas poblaciones no han perdido su esencia y sus costumbres, siguen manteniendo su estilo de vida, los cambios culturales que han ocurrido en algunos pocos pobladores son, la aceptación del cristianismo y el islamismo, pero sus artesanías siguen intactas, manteniendo aun el origen y el folclor de este continente.